Calcificaciones en las arterias coronarias

© PathoArteria ocluida de la pierna por un trombo organizado de edad en la enfermedad vascular periférica

La calcificación de las paredes de las arterias, que se puede observar en las arterias coronarias, en la propia arteria aorta o en cualquiera de sus ramas, es un signo del desarrollo de la aterosclerosis.

Causas

La aterosclerosis es la causa de las enfermedades cardiovasculares, que suponen la primera causa de muerte en el mundo occidental. La lesión se inicia en la pared de la arteria, donde se van depositando lípidos, como el colesterol, formando la placa de ateroma, que posteriormente se va haciendo más fibrosa y puede llegar a calcificarse. Los principales factores de riesgo para el desarrollo de la arteriosclerosis son:

  • Hipertensión arterial
  • Tabaco
  • Aumento de colesterol

También enfermedades como la diabetes y la obesidad son importantes factores de riesgo, y también existe una predisposición genéticamente determinada.

Diagnóstico

El grado de calcificación en las coronarias se puede evaluar mediante técnicas de imagen como el TAC o la resonancia magnética, que también pueden emplearse para valorar la evolución con el tiempo.

Tratamiento

La manera de evitar que esas placas calcificadas progresen es actuar sobre esos factores de riesgo vascular. Una vida activa, el ejercicio físico regular, una dieta equilibrada y pobre en grasas, especialmente en grasas de origen animal, eliminar por completo el consumo de tabaco y tomar, cuando esté indicado, el tratamiento para el colesterol, la hipertensión o la diabetes, son las armas de que disponemos para reducir nuestro riesgo vascular.